Nuestra historia

La historia de nuestra pastelería comienza el 9 de Julio de 1978, día en que abrimos nuestras puertas por primera vez en Avenida Vallarta #1056, mismo año en que creamos la primer Rosca de Reyes rellena, agregándole un decorado vistoso distinto al tradicional.

Desde nuestros inicios buscamos hacer pasteles diferentes, de mejor calidad y sabor a base de cremas, frutas y panes elaborados con mantequilla, eliminando la idea que se tenía en aquel tiempo de que los pasteles eran más bien artículos decorativos, cuyo principal objetivo era acompañar las fotos de los eventos.

Anuncio en "El Informador" del 9 de Julio de 1978
Anuncio en “El Informador” del 9 de Julio de 1978

En Pastelería Luvier nuestro mayor enfoque es que el producto tenga la calidad que el cliente se merece, lo más importante para el equipo es lograr ese sabor  y la textura únicos para satisfacer los paladares más exigentes, no solo en repostería, sino también en nuestra gran variedad de panadería artesanal.

Al día de hoy Pastelería Luvier sigue siendo parte de la historia de miles de tapatíos que nos prefieren para acompañarlos en sus momentos más especiales, reconociendo nuestra calidad, sabor y diseño. Con el paso del tiempo nos hemos convertido en una tradición para muchas familias de Guadalajara, siendo ejemplo de esto nuestra Rosca de Reyes Rellena, las ricas empanadas o el delicioso pan de muerto por el que nos visitan cada año, así como los Pasteles de Boda, XV Años, Infantiles y de todo tipo de ocasiones especiales en que nos han permitido ayudarlos a tener un momento delicioso e inolvidable.

Durante tres generaciones nos han dejado ser un invitado especial en sus celebraciones, gracias a ustedes que forman parte de la gran familia de Pastelería Luvier.